Hemodiálisis en el centro:
un lugar para sentirse mejor

Todos los tratamientos de diálisis pueden ser seguros y efectivos. Lo que es realmente importante es que analice todas las opciones y escoja el tipo de tratamiento con el que se sienta cómodo. La diálisis en el centro ofrece la tranquilidad de que el tratamiento es asistido por el personal y tiene todos los análisis de laboratorio y chequeos en un solo lugar, en compañía de otras personas que están pasando por la misma situación. Para tomar una decisión informada acerca de lo que es mejor para usted, analice todas las opciones de diálisis.

ELIJA EL TRATAMIENTO ADECUADO PARA USTED 

Ya sea si se está preparando para diálisis o si desea cambiar a otro tipo de diálisis, nuestra Guía de Decisiones de Tratamiento puede ayudarle a decidir cuáles son las mejores opciones de tratamiento para usted.
Descargar la guía

Tratamiento en el centro

La hemodiálisis es la única clase de diálisis ofrecida en el centro. Sin embargo, usted igual puede elegir el horario de su tratamiento, y muchos centros ofrecen tratamientos nocturnos (durante la noche) también.

¿Qué es hemodiálisis?

En pocas palabras, la hemodiálisis es un proceso en el que la sangre se filtra fuera del cuerpo mediante un dializador o “riñón artificial” y luego retorna al cuerpo. 

Si cualquier amigo o conocido le pide que explique la hemodiálisis, simplemente recuerde que “hemo” significa sangre y “diálisis” significa filtro.

Elegir el momento justo para la hemodiálisis

Debido a que la hemodiálisis es un proceso gradual y no se puede acelerar, es importante que reserve tiempo en su cronograma para su tratamiento de diálisis. 

Cuando le realicen hemodiálisis en un centro, generalmente necesitará comprometerse a 3 citas cada semana. Pero la buena noticia es que puede realizar sus tratamientos durante el día o por la noche mientras duerme, lo que le resulte más conveniente. Si opta por la hemodiálisis nocturna (por la noche) o su médico se la recomienda, asegúrese de seleccionar un centro de atención que la ofrezca. Es posible que también desee considerar la posibilidad de hemodiálisis nocturna en la comodidad de su hogar.

Debido a que es fundamental para su salud a largo plazo asistir a cada sesión de tratamiento, elegir un cronograma de tratamiento que funcione de la mejor manera para su modo de vida puede ayudarlo a cumplir sus citas y seguir con su plan de tratamiento. ¿El retorno de la inversión en su tiempo? Una vida más plena, más activa y más saludable.

Hemodiálisis diurna

Si está jubilado, tiene tiempo libre la mayoría de los días de la semana, trabaja de noche o le gusta tener la noche libre, entonces realizar los tratamientos de hemodiálisis durante el día puede ser lo mejor para usted.

LIBERTAD PARA CAMBIAR

Sepa que incluso después de que haya comenzado un tipo de diálisis, usted no se limita a este tipo de diálisis exclusivamente. Muchas personas cambian de un tipo de diálisis a otro, según su estilo de vida y sus necesidades médicas.

Ventajas

  • Todos sus tratamientos, estudios de laboratorio y chequeos se hacen en un solo lugar. No hay necesidad de almacenar suministros o equipo de diálisis en su casa.
  • Puede usar el tiempo que está en diálisis para leer, descansar, trabajar en la computadora, mirar televisión, escuchar música o hacer otra cosa que disfrute.
  • Quizás también disfrute de conversar con otras personas como usted; saber que no está solo en este camino puede ser reconfortante.
  • Puede liberar las noches para dedicarse a sus pasatiempos o intereses, participar de eventos sociales o estar con familiares y amigos. 

Qué necesita para tener éxito

  • Comprométase de lleno con su tiempo de tratamiento: habitualmente 3 veces por semana, alrededor de 8 horas por noche, más el tiempo de traslado.
  • Quédese a la sesión completa. Detenerla incluso 5 minutos antes baja la efectividad de la diálisis y tiene un impacto negativo en la salud.
  • Quizás se sienta muy cansado e inestable para estar de pie los primeros meses de tratamiento y tendrá que arreglar que otra persona lo lleve a cada sesión de tratamiento y luego lo lleve de regreso a su hogar. Quizás desee pedírselo a un familiar o a un amigo en quien confíe. De otro modo, puede preguntar a su trabajador social acerca de recursos de transporte que sean de bajo costo o gratuitos. Cuando se sienta lo suficientemente bien, quizás desee conducir de ida y vuelta usted mismo o tomar un transporte público o privado por sus propios medios.

Hemodiálisis nocturna (de noche)

¿Tiene que conciliar trabajo, escuela u obligaciones familiares durante el día? Si es así, la hemodiálisis nocturna puede ser ideal para usted. También es recomendable si el médico considera que será ventajoso para usted recibir un tiempo de tratamiento más prolongado para filtrar la sangre.

Los riñones sanos filtran los desechos de manera continua. La diálisis nocturna se parece más a la función renal natural porque filtra la sangre a lo largo de un período de tiempo más prolongado. Debido a esto, hasta puede ofrecer ventajas adicionales para la salud. Dado que usted duerme durante el tratamiento, la diálisis tiene la ventaja agregada de fusionarse con mayor facilidad en su estilo de vida.

Beneficios

  • Puede tener más tiempo durante el día para las cosas que quiera hacer.
  • Puede tener más energía y sentirse mejor en general. 
  • Puede tener una alimentación más normal y menos líquidos restringidos los días de tratamiento.
  • Puede necesitar menos medicación para disminuir la presión arterial y los niveles de fósforo.
  • Puede ayudar a proteger corazón, huesos, articulaciones y nervios del daño a largo plazo.
  • Todos sus tratamientos, estudios de laboratorio y chequeos se hacen en un solo lugar. No hay necesidad de almacenar suministros o equipo de diálisis en su casa.

Qué necesita para tener éxito

  • Comprométase de lleno con su tiempo de tratamiento: habitualmente 3 veces por semana, de 3 a 5 horas por día, más el tiempo de traslado.
  • Quédese a la sesión completa. Detenerla incluso 5 minutos antes baja la efectividad de la diálisis y tiene un impacto negativo en la salud.
  • Quizás se sienta muy cansado e inestable para estar de pie los primeros meses de tratamiento y tendrá que arreglar que otra persona lo lleve a cada sesión de tratamiento y luego lo lleve de regreso a su hogar. Quizás desee pedírselo a un familiar o a un amigo en quien confíe. De otro modo, puede preguntar a su trabajador social acerca de recursos de transporte que sean de bajo costo o gratuitos. Cuando se sienta lo suficientemente bien, quizás desee conducir de ida y vuelta usted mismo o tomar un transporte público o privado por sus propios medios.
  • En ocasiones pude ser que le resulte difícil dormir durante el tratamiento. Mantener la calma y recordar que lo están tratando en un ambiente seguro y supervisado puede ayudarlo a relajarse. También puede ser útil escuchar música relajante con auriculares.
  • Si no hay hemodiálisis nocturna en el centro de su zona, necesitará trasladarse a otro centro más lejano u optar por diálisis diurna o en el hogar.