Hemodiálisis en el centro:
un lugar para sentirse mejor

Todos los tratamientos de diálisis pueden ser seguros y efectivos. Lo que es realmente importante es que analice todas las opciones y escoja el tipo de tratamiento con el que se sienta cómodo. La diálisis en el centro ofrece la tranquilidad de que el tratamiento es asistido por el personal y tiene todos los análisis de laboratorio y chequeos en un solo lugar, en compañía de otras personas que están pasando por la misma situación. Para tomar una decisión informada acerca de lo que es mejor para usted, analice todas las opciones de diálisis.

ELIJA EL TRATAMIENTO ADECUADO PARA USTED 

Ya sea si se está preparando para diálisis o si desea cambiar a otro tipo de diálisis, nuestra Guía de Decisiones de Tratamiento puede ayudarle a decidir cuáles son las mejores opciones de tratamiento para usted.
Descargar la guía

Qué esperar con la hemodiálisis en el centro

Como con cualquier cosa nueva, estar preparado y comprender lo que implica puede ayudarlo a tranquilizarse. Estar bien informado hará que el proceso se lleve adelante con la menor dificultad posible junto a su equipo de tratamiento.

Cómo incorporarse a una nueva rutina

También estará estableciendo una nueva rutina en su vida. 3 días a la semana, usted asistirá a un centro de diálisis para una sesión de tratamiento, que dura de 3 a 5 horas para la hemodiálisis de día o unas 8 horas para la hemodiálisis nocturna (por la noche). Aproveche el tiempo. Haga que sea lo más relajante o más productivo que desee. Es posible que hasta haga un amigo nuevo allí.

Primero lo primero: planificar para el futuro

Antes de poder comenzar con los tratamientos, será necesario que le hagan un procedimiento quirúrgico sencillo para crear un sitio de acceso de diálisis debajo de la piel. El sitio de acceso posibilita que la sangre fluya desde una arteria por un tubo hasta el dializador, con el objetivo de filtrar y limpiar la sangre para que esta vuelva al cuerpo a través de otro tubo colocado en una vena.

Hay 3 tipos de opciones de acceso de diálisis: fístula, injerto y catéter. Cada uno de estos tipos tiene sus beneficios; hable con el médico acerca de cuál es el mejor para usted. 

Si sabe que va a necesitar una fístula, debe tener en cuenta que llevará entre 2 y 3 meses aproximadamente antes de que pueda usarse para el tratamiento de diálisis. Si no hace planes con anticipación, le tendrán que colocar un catéter (un sitio de acceso temporal) para recibir el tratamiento.

OBTENGA MÁS INFORMACIÓN ACERCA DE LOS SITIOS DE ACCESO DE DIÁLISIS

ENCUENTRE UN
CENTRO DE DIÁLISIS

¿Necesita encontrar un centro de diálisis cercano a usted u obtener instrucciones sobre cómo llegar? Use nuestro sencillo Localizador de centros para hallar el centro adecuado para usted.
Encuentre un centro

Preparación para el tratamiento de hemodiálisis

Unos minutos antes de la sesión de tratamiento, se dan unos pasos simples, pero muy importantes, para controlar su salud y ayudar a que el resultado sea efectivo.


MANTÉNGASE EN CONTACTO CON NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO ELECTRÓNICO

Obtenga las últimas novedades en la atención renal además de deliciosas recetas aptas para pacientes renales y el valioso consejo de personas como usted.
Inscríbase ahora

Recibir tratamiento


Final de la sesión de tratamiento


Aumentar al máximo los beneficios y reducir al mínimo los efectos secundarios

Cuando se trata de hemodiálisis, el tiempo es importante

  • Es importante que complete su sesión entera de tratamiento para obtener todos los beneficios. Detenerla incluso 5 minutos antes puede afectar su salud. Es posible que no sienta los efectos de los tratamientos acortados u omitidos de inmediato, pero no recibir suficiente diálisis hace que los desechos se acumulen en el organismo con el paso del tiempo, lo que puede ocasionar complicaciones de salud graves.
  • La velocidad de la bomba a la que fluye la sangre también es importante y requerirá de un ajuste cuidadoso por parte del equipo de tratamiento para que le brinden el tratamiento más efectivo. Aunque las velocidades de bombeo más lentas suelen ser menos agresivas para el cuerpo, no filtran la misma cantidad de sangre. Si la velocidad es muy lenta durante la diálisis diurna, en la que se tienen tratamientos más breves que por la noche, es posible que no se eliminen la cantidad suficiente de toxinas. Si la velocidad es muy rápida, puede forzar el paso de la sangre por las venas con demasiada presión y dañar las venas y el sitio de acceso.

Otras consideraciones

  • Es posible que experimente síntomas relacionados con la diálisis, tales como cólicos abdominales, náuseas u otros efectos secundarios. Si se siente incómodo en cualquier momento, dígalo de inmediato y avise a su equipo de atención. Es posible que sea necesario controlar el sitio de acceso, ajustar la velocidad de la bomba, la medicación o los líquidos de hemodiálisis. Es posible que le den algo para ayudar a que se sienta mejor.
  • También notará que la sala parece algo fresca. Eso se debe a que las temperaturas ambiente frías contribuyen a la disminución de la humedad, lo que evita la proliferación de bacterias que pueden conllevar una infección. Si las temperaturas frescas le resultan incómodas, tal vez desee traer un abrigo.
  • En todo momento, se monitorearán detenidamente sus signos vitales y el avance del tratamiento.
  • Durante los primeros días o semanas de tratamiento, se evaluarán las configuraciones de la máquina diariamente y es posible que su médico haga los ajustes para garantizar que esté recibiendo el tratamiento óptimo para sus necesidades particulares y el tipo de cuerpo.
  • Una vez que el médico esté satisfecho con las configuraciones óptimas para su tratamiento, se lo evaluará cada 2 a 4 semanas aproximadamente.
  • Tal vez se sienta cansado durante los primeros meses de tratamiento y necesite que alguien lo lleve a cada una de sus citas y lo lleve de regreso también. Quizás desee pedir a un familiar o a un amigo que lo lleve en automóvil. De otro modo, pregunte a su trabajador social acerca de recursos de transporte que sean de bajo costo o gratuitos. Cuando se sienta lo suficientemente bien, quizás pueda conducir de ida y vuelta usted mismo o tomar un transporte público o privado por sus propios medios.

¿LO SABÍA?

Durante un tratamiento de diálisis típico, solo 1 pinta de sangre se limpia fuera del cuerpo y devuelve por vez durante la diálisis. Una pinta es la misma cantidad de sangre que se extrae en una donación.