Hamburguesa de pavo con jalapeño y lima con queso mozzarella ahumado

Una receta del Chef McCargo

Cubiertas con queso mozzarella ahumado, estas jugosas hamburguesas de pavo están llenas de sabor intenso de la cáscara de lima rallada ácida y los jalapeños para una pizca de calor. ¡Delicioso!

Hamburguesa de pavo con jalapeño y lima con queso mozzarella ahumado

: Rinde 6 porciones (1 porción = 1 hamburguesa)

Ingredientes

  • 1½  libra de carne molida de pavo
  • 2 cucharadas de jalapeño,* cortados en dados pequeños
  • jugo de 2 limas y cáscara ** de 1 lima rallada
  • 1 cucharada de pimienta negra recién molida
  • 1 cucharada de salsa Worcestershire marca French’s®, reducida en sodio
  • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • ¾ taza de queso mozzarella ahumado, rallado
  • 6 panes de hamburguesa, tostados

Nutrición por porción

Calorías 454 cal
Grasas totales 28 g
Grasas saturadas 7 g
Grasas trans 0 g
Colesterol 109 mg
Sodio 408 mg
Carbohidratos 26 g
Proteína 25 g
Fósforo 128 mg
Potasio 136 mg
Fibra dietaria 1.9 g
Calcio 254 mg

Preparación

  1. En un tazón mediano, mezcle los primeros 5 ingredientes más 2 cucharadas de aceite de oliva. Forme 6 hamburguesas de pavo del mismo tamaño y las pincela ligeramente con 2 cucharadas de aceite de oliva.
  2. En una sartén antiadherente grande a fuego medio alto, caliente la mitad del aceite de canola (también se puede usar una parrilla George Foreman®).
  3. Cocine las hamburguesas entre 5 y 7 minutos por lado, voltéelas una vez o hasta que se alcance la temperatura interna de 165 °F, según un termómetro de lectura instantánea.
  4. Cubra cada hamburguesa con alrededor de 2 cucharadas de queso y derrítalo en un horno tostador o un horno en modo asador.
  5. Sirva cada hamburguesa de pavo en un pan de hamburguesa tostado. (Si usa una parrilla George Foreman®, una vez cocidas, desenchufe la parrilla y agregue el queso a la hamburguesa. Deje la parrilla abierta y deje que el queso se derrita ligeramente).

*Consejo: Cuando manipule o corte los chiles jalapeños, lo mejor es usar guantes de plástico o de goma y no se toque la cara. Si no usa guantes, lávese bien las manos con agua y jabón antes de tocarse la cara o los ojos.

**Consejo: Para rallar, mueva una herramienta para rallar (por ejemplo, un acanalador de fruta, pelapapas, rallador) de un lado al otro de la cáscara. Tenga cuidado de remover solo la capa más externa y colorida de la cáscara y no la cáscara amarga y blanca.