Cuidar de alguien que recibe diálisis y cuidar de sí mismo

La diálisis  produce un cambio en la vida, no solo de la persona que se somete al tratamiento, sino también de los familiares y amigos cercanos. Las decisiones y las nuevas rutinas pueden ser abrumadoras en ocasiones, pero, con el tiempo, las cosas se podrán manejar más e, incluso, serán más normales. Obtenga las herramientas y la orientación para poder brindar su mejor apoyo como socio en la atención y para cuidarse a sí mismo durante el proceso. De ese modo, tanto usted como su ser querido podrán vivir plenamente.

Aprenda cómo vivir plenamente. Tome una clase gratuita.

Tome nuestra clase gratuita y descubra cómo vivir al máximo con la enfermedad renal. Obtenga más información para manejar la salud renal mediante una buena alimentación y para saber cómo obtener el apoyo que necesita.
Obtenga más información ahora

Su función en el tratamiento de hemodiálisis en el centro

Si la persona que cuida ha elegido la diálisis en un centro de atención, tendrá que conocer ciertos aspectos para brindarle asistencia; y también para cuidarse a sí mismo. Lo primero es que la diálisis en el centro puede ser un compromiso de 3, 4 o, incluso, 5 días a la semana, y cada sesión puede durar desde 3 horas hasta toda la noche. Asegúrese de que ambos estén preparados para el compromiso.

El conocimiento es clave

Al principio, la persona que cuida tendrá que tomar muchas decisiones, y es posible que usted tenga que participar en la toma de esas decisiones junto con esa persona o en su nombre. Comience por aprovechar la gran cantidad de información incluida en este sitio web. Consulte la sección sobre Opciones de tratamiento y analice brevemente nuestra Guía de decisiones de tratamiento. También es buena idea asistir a una clase del Programa de opciones de tratamiento (POT) con su ser querido para que ambos sepan qué esperar. 

Puede sentirse abrumado al principio

Habrá mucha información nueva, y la persona que cuida quizás no esté en el estado mental adecuado para acordarse de todo. La buena noticia es que, con el tiempo, se acostumbrará a acompañar a la persona al centro de diálisis y sabrá qué hacer exactamente. Y por supuesto que estaremos a su disposición para ayudarlo en cada paso del proceso.

¿TIENE ALGUNA PREGUNTA? ESTAMOS AQUÍ PARA AYUDAR.

Comuníquese con nosotros para visitar un centro, conocer sobre diálisis o hacer cualquier pregunta al respecto. Le brindaremos las respuestas que necesita.
CONTÁCTENOS

Póngalo por escrito

Anote todo lo que pueda durante las sesiones de capacitación sobre diálisis y las reuniones en el centro con el equipo de tratamiento de su ser querido. De esa forma, no tendrá que recordar toda la información al instante. Y no tenga miedo de hacer preguntas. Incluso es una buena idea anotar las preguntas que desea hacer la próxima vez que vea al dietista, trabajador social, enfermero, técnico o nefrólogo. Es probable que no vea a todos los integrantes del equipo de tratamiento cada vez que acuda al centro, por lo que tener anotaciones lo ayudará a recordar las preguntas importantes que necesita hacer. Use nuestra práctica Guía de Discusión de Tratamiento en Grupo para obtener consejos útiles sobre qué preguntar y cómo obtener la información que necesita.  

Cumpla con el cronograma

Independientemente de que reciba hemodiálisis durante el día o durante toda la noche, la persona que cuida debe tener un horario lo más normal posible. Y asegúrese de que llegue 15 minutos antes a cada cita de tratamiento a fin de tener tiempo suficiente para prepararse para recibir el tratamiento completo. Omitir aunque sea unos minutos de un tratamiento puede hacer que la diálisis sea menos eficaz y puede tener consecuencias negativas en su salud.

Lleve consigo la información importante

Querrá asegurarse de tener la información médica de su ser querido por escrito, incluidos todos los medicamentos y los nombres de los médicos. Llévela consigo en todo momento para poder estar preparado para una emergencia antes de que se presente una emergencia real.

Conozca sus límites

La diálisis puede ser un proceso muy agotador. Si bien estará sentada durante todo el procedimiento, la persona que cuida quizás se sienta fatigada al finalizar la sesión de diálisis. Por lo tanto, es buena idea no programar muchas otras actividades para los días de diálisis.

Mantenerse activo es importante

A las personas que se realizan diálisis les va mejor cuando están en movimiento y permanecen activos. Y, de hecho, también usted. Salga a caminar con la persona que cuida tan a menudo como sea posible. Aliéntela a mantenerse comprometida con su trabajo o sus pasatiempos. Los estudios demuestran que las personas que reciben diálisis están mejor si se mantienen activas. Como siempre, consulte a su médico antes de alentarla a iniciar una nueva rutina de ejercicios.

Mientras espera

Nos encanta que acompañe a la persona que cuida a la cita de diálisis. No obstante, para garantizar la seguridad y la comodidad suya y de su ser querido, generalmente solo se permite que los pacientes permanezcan en el área de tratamiento. Si de todos modos preferiría esperar en el centro de atención, considere traer un libro para leer o alguna otra cosa para ocupar su tiempo mientras espera.

Lleve registro de los síntomas

Los síntomas seudogripales, como sensación de cansancio o debilidad y escalofríos, son frecuentes en las personas que reciben diálisis. Puede ocurrir que duerman más o que estén más despistados. Estos síntomas se deben casi siempre a la anemia (escasez de glóbulos rojos) y pueden tratarse. Asegúrese de mantener al nefrólogo y al equipo de tratamiento al tanto de cómo se siente la persona que cuida.

Es probable que tenga que tomar el volante

Dado que es posible que su ser querido se sienta muy cansado, quizá tenga que llevarlo al centro de diálisis y traerlo de regreso. Asegúrese de estar listo para ocupar el asiento del conductor los días de diálisis o prepárese para organizar otro medio de transporte para su ser querido.

Tómese tiempo para sí mismo

Ser un socio en la atención es una tarea exigente, tanto emocional como físicamente. Asegúrese de reservar tiempo para hacer algunas de las cosas que disfruta por su cuenta, como visitar amigos, ir al cine o simplemente salir a caminar. Encontrar formas saludables de aliviar el estrés puede ser sorprendentemente positivo para su energía y estado de ánimo. 

AYÚDELOS A SER PUNTUALES SIEMPRE.

Perder aunque sea unos minutos de diálisis una vez al mes puede afectar gravemente a la persona que asiste, incluida su expectativa de vida.  

Asegúrese de ayudarlos a llegar de manera puntual al centro de tratamiento para cada sesión de diálisis.