Mantenerse saludable,
vivir plenamente con la diálisis

Pero ¿sabía que un estilo de vida saludable puede ayudar a que sus tratamientos de diálisis sean más eficaces? Sentirse mejor significa hacer más, y disfrutar más. Continúe leyendo para conocer algunos pasos simples para comer sano, mantenerse activo y controlar su peso durante el tratamiento de diálisis. Además, obtenga algunos consejos para aprovechar al máximo su tiempo durante el tratamiento, controlar su salud y vivir plenamente.

“Me encanta ir al Lago Okeechobee. Sigo haciendo lo que me gusta hacer”.

—Ron
En diálisis desde
marzo de 2015

VEA LA HISTORIA
DE RON

Controlar varias afecciones durante el tratamiento de diálisis

Muchas personas que reciben diálisis para tratar la insuficiencia renal terminal (IRT) también tienen otros problemas de salud, como diabetes, hipertensión arterial y enfermedad cardíaca. Una vez que haya iniciado el tratamiento de diálisis, es posible que el médico tenga que modificar su dieta o sus medicamentos para asegurarse de que usted reciba el tratamiento adecuado para todas sus afecciones. El equipo de tratamiento trabajará con usted para asegurarse de que su Plan de atención abarque todos los aspectos de su salud.

Alimentarse para tener una salud óptima

El nefrólogo (especialista en riñones) y el dietista trabajarán con usted para crear un plan de alimentación que responda a todas sus necesidades nutricionales. Si se realiza diálisis y tiene diabetes, también tendrá que controlar su azúcar en la sangre y evaluar sus niveles, al menos, dos veces al día. Si tiene hipertensión arterial, tendrá que consumir menos sal, lo que también representa un paso importante de la alimentación apta para personas que se realizan diálisis. ¿Suena complicado? No se preocupe. El dietista lo ayudará a entender cómo lo que come y bebe afecta todas sus afecciones y sus tratamientos. El nefrólogo también recomendará vitaminas y suplementos.

Sus medicamentos son importantes

Tomar los medicamentos para la presión arterial que se recetan con mayor frecuencia, como los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) o los antagonistas de los receptores de la angiotensina (ARA), también puede formar parte de su terapia para proteger su función renal. Como siempre, asegúrese de tomar los medicamentos que le recetó el médico.

¿TIENE ALGUNA PREGUNTA? ESTAMOS AQUÍ PARA AYUDAR.

Comuníquese con nosotros para visitar un centro, conocer sobre diálisis o hacer cualquier pregunta al respecto. Le brindaremos las respuestas que necesita.
CONTÁCTENOS

Otras afecciones que evitar

Anemia (nivel bajo de hierro en sangre). Tener enfermedad renal crónica (ERC) afecta la capacidad del organismo para producir glóbulos rojos, los cuales transportan el oxígeno hacia los diferentes órganos. Tener muy poca cantidad de glóbulos rojos (anemia) puede hacer que se sienta cansado o débil. Tomar suplementos de hierro y un medicamento denominado FEE (fármaco estimulante de la eritropoyesis) permitirá que su organismo produzca más glóbulos rojos, lo que aumentará el flujo de oxígeno.
Colesterol alto. Muchas personas con enfermedad renal crónica también tienen colesterol alto, lo que produce un estrechamiento de las arterias y restringe el flujo de sangre. Especialmente en las primeras cuatro etapas de la ERC, es posible que el médico le recomiende cambios alimentarios, ejercicio y, tal vez, medicamentos especiales para ayudar a reducir sus niveles de colesterol.
Enfermedad mineral y ósea. Cuando los riñones no funcionan correctamente, no pueden filtrar el fósforo extra en la sangre ni ayudar a proporcionar vitamina D al organismo. Este desequilibrio de minerales debilita los huesos, por lo que son más propensos a fracturarse. El médico probablemente le pedirá que tome aglutinantes de fosfato (medicamentos que eliminan el fosfato de la sangre) y vitamina D.
Tabaquismo. Si fuma o usa tabaco sin humo, debe considerar abandonar el hábito. Además de los tantos efectos nocivos derivados del consumo de productos del tabaco, fumar o usar tabaco genera más estrés para el corazón y otros órganos, lo que es sumamente peligroso cuando se tiene ERC. Algunas versiones dulces de tabaco sin olor también contienen melaza, que tiene altos niveles de potasio y debe evitarse.

¿Se pregunta qué comer exactamente?

Hable con el médico o el dietista para crear un plan de comidas aptas para pacientes renales que le permita comer sano y vivir plenamente.