Vida personal

Mejorar su vida personal mientras esté en diálisis no ocurre automáticamente. Requiere algún esfuerzo. Pero es un esfuerzo que vale la pena.

INFÓRMESE. TOME UNA CLASE GRATUITA.

Nuestra clase sobre el Programa de opciones de tratamiento (POT) puede ayudarle a comprender todas las opciones y a elegir la que sea más conveniente para usted.
INSCRÍBASE AHORA

Intimidad

La intimidad es una necesidad profunda del ser humano. Una necesidad que no cambia, sin importar la edad o si la persona tiene una enfermedad renal crónica. El deseo sexual, por otro lado, puede fluctuar a veces por muchas razones. Los medicamentos, el cansancio general o la depresión  pueden ser algunos de los motivos por los que no está de humor para tener relaciones sexuales como solía hacerlo.

ENCUENTRE MANERAS
DE SOBRELLEVAR LA SITUACIÓN

Descubra 5 maneras positivas de manejar las emociones.
Obtenga más información

La actividad sexual y la diálisis son compatibles

La diálisis puede presentar sus propios desafíos en cuanto a la actividad sexual y la intimidad. Sin embargo, comprender las inquietudes o dudas frecuentes puede ayudarlo a sentirse más tranquilo respecto de las relaciones sexuales.

Intimidad y acceso vascular 

Hable con el médico o el enfermero si le preocupa que haya alguna complicación con la fístula, el injerto o el catéter por tener relaciones sexuales. Averigüe cómo puede proteger el acceso durante las relaciones sexuales. Básicamente, debe evitar la presión directa sobre la fístula o el injerto. Y debe evitar jalar del catéter.

Intimidad y diálisis peritoneal (DP) 

Es posible que lleve tiempo acostumbrarse a tener líquido en el abdomen. Si esto lo incomoda, pregúntele al enfermero de DP si puede tener relaciones sexuales entre las sesiones de intercambio (drenaje y llenado), con o sin un ciclador. Puede tener relaciones sexuales mientras utiliza un ciclador, solo asegúrese de colocar la vía de modo tal que no se doble.

Falta de deseo 

Puede haber muchas razones por las que no quiera tener relaciones sexuales. Esto puede ser consecuencia de algo físico, como anemia, los medicamentos u otras afecciones tales como diabetes o fatiga. También puede ser psicológico. Lo mejor es consultar al médico para averiguar la causa subyacente, incluso si no le preocupa no tener relaciones sexuales.

Tener ganas de más

Si quiere tener más relaciones sexuales, o mejores, de las que tiene, también hable al respecto con el médico, el enfermero o el trabajador social. Estos especialistas pueden asesorarlo sobre cuestiones médicas y psicológicas que podrían estar interfiriendo. Tenga presente que la disfunción eréctil (DE) es muy frecuente en los hombres durante el tratamiento de diálisis, al igual que la disfunción sexual (dificultad para lograr la excitación sexual o el orgasmo) en el caso de las mujeres que se someten a tratamiento. Recuerde que los integrantes del equipo de atención médica están acostumbrados a asesorar a las personas en tratamiento de diálisis sobre temas relacionados con la actividad sexual y la intimidad, así que no sienta vergüenza de hablar al respecto.

¿Sabía que...?

Muchas personas que se dializan tienen problemas de intimidad, el médico puede brindar ayuda. Si aún no lo ha hecho, coordine un horario para hablar al respecto.

Hablar con su pareja

Es probable que se sorprenda al descubrir la cantidad de personas que no consideran hablar con sus parejas sobre sexo. Las parejas unidas quizá piensen que están en tan buena sintonía que no es necesario. Sin embargo, hablar sobre lo que necesita de la intimidad y la actividad sexual, y escuchar las necesidades de su pareja puede aumentar la intimidad.

5 maneras de reavivar el deseo

Piense en el sexo.  Imagínese todo lo que disfruta de él.
Explore sus sentidos:  tacto, vista, gusto, oído y olfato. Todos intensifican los placeres en la actividad sexual y la intimidad.
Programe una cita de manera regular con su pareja para tener un encuentro íntimo de algún modo.  Puede ser algo tan simple como agarrarse de la mano o acurrucarse mientras miran una película juntos.
Ponga música romántica para mejorar su estado de ánimo.
Túrnense con su pareja  para hacerse masajes con aceite aromatizado.